Fecha: Friday, 24 Oct 2014

Главное меню

Warning: Parameter 1 to modMainMenuHelper::buildXML() expected to be a reference, value given in /home/virtwww/w_eugenio-agui_0f792eb4/http/libraries/joomla/cache/handler/callback.php on line 99



Contenido
Conocimiento Directo PDF Print E-mail
Written by Eugenio E. Aguilera D.   
Monday, 18 October 2010 18:04

Buenos días, estimados.
CONOCIMIENTO DIRECTO. Yo sé que vosotros pensáis que ese concepto ya lo habíais oido en otro lugar. Porque las palabras "conocimiento" y "directo" las sabemos todos.

Sé también que estáis seguros de que entendéis completamente lo que os digo. Quizá así sea, quizá no. Sobre todo si se toma en consideración que esas PALABRAS son absolutamente sencillas y conocidas en todos los idiomas del mundo. No obstante, el concepto, o sea, el SENTIDO que a mi entender encierran dichas palabras combinadas no es tan fácil de capturar de buenas a primeras. Por eso, expliquémoslo una vez más con toda la sencillez debida: habéis de saber que es CONOCIMIENTO DIRECTO todo aquello que vosotros no sabíais un instante atrás, y de pronto lo averiguásteis casi sin esfuerzo, aparentemente DE LA NADA.

"Conocimiento directo" es la "iluminada de ampolleta" que suele sentir Condorito. La inspiración del poeta. El presentimiento del enamorado. El nerviosismo del hincha que desespera porque sabe que "ahorita no más" a su equipo le meterán un soberano golazo. Y sin bromas, es para los seres el ACCESO MAS EFICAZ QUE EXISTE a toda la información que aún no constituye parte de este mundo, o que sí la constituye, pero por algún motivo ha sido echada al olvido. No a todos los habitantes de este planeta se les concede ese acceso, estimados. Pero, con mucha perseverancia, cualquiera puede un día adquirirlo, bajo la única condición de que siempre vaya a la esencia de todo y se concentre luego en las razones que motivaron esa esencia. Como requisito para lograrlo, hay que aportar sólo una bagatela: casi toda nuestra vida intentando respuestas en este anchísimo Valle de Lágrimas. Pensadlo, reflexionadlo que no os estoy tomando el pelo ni poniéndome pesado.

 

 

Si pasamos a las ilustraciones de lo que acabamos de afirmar, podríamos decir que todo puede ser objeto del conocimiento directo, el cual es sencillamente inevitable sobre todo en los ámbitos que en las distancias del espacio, del tiempo y del contenido conceptual ya se encuentran fuera de nuestro alcance. Son ámbitos en que la imaginación y la fantasía parecen ser los únicos medios para indagarlos. Y por lo mismo, lo que resulta de la indagación siempre tiene un alto contenido... poético (Ya se hable de... dinosaurios, del espacio y el tiempo, la evolución o no evolución, etc.) Porque, lógicamente, hay que ser un poeta para sacar de la nada, o por lo menos de lo que parece la nada, verdades y más verdades que han ido haciendo la luz desde que el Universo es Universo. Y el Ser Humano tiene esa posibilidad, o mejor dicho, la propiedad de ir a la VERDAD por todos los caminos imaginables e inimaginables. Para mí, cuando me pongo a hablar de ciertas cosas inesperadas, es como si me acordara de las mismas, como si YA HUBIERAN SIDO U OCURRIDO, como si desde las lejanías de espacios y tiempos aún ignotos, de repente esas cosas aparecieran nítidas. Sólo basta poner un poco de imaginación, que ésta también es una vía de conocimiento, absoluta prima hermana de la poesía, la ciencia y... hasta de la religión. Claro, hace un rato, por ahí me permití decir, por ejemplo, que en su época tiré por la borda ciertas ciencias exactas sumamente jactanciosas. Eso no significa que haya desistido de estudiarlas, porque estoy absolutamente convencido de que nada puede ser rechazado (ningún conocimiento, digo) a priori, sin haberse realizado antes ese proceso imprescindible de "olfateamiento mútuo" que tanto impulso da a todo intelecto. Algo de matemáticas (a veces, no muy elementales), física, química, biología, antropología, etnografía, filosofía, etc. debe contener el bagaje de todo ser humano más o menos culto. Pero tampoco se debe prescindir de las letras, los oficios y hasta de las más simples tareas que constituyen la base de toda supervivencia para toda especie dotada de raciocinio. En lo que a mí respecta, me siento sumamente orgulloso de mi diploma de SEÑALERO en la vía férrea. Aunque tengo otros mucho más enrevesados. También estoy orgulloso de mis conocimientos en construcción de ferrocarriles. Y en lo que se refiera a la construcción de casas o viviendas, en madera puedo edificar cualquier asunto y me jacto descaradamente de ello, sin la más mínima modestia, que los modestos excesivos no viven en mi barrio. En todo lo posible, prefiero el CONOCIMIENTO DIRECTO, fuente principal para todo descubrimiento. ¿Ejemplo de ese conocimiento? Bueno, pues... hablemos siquiera del creador de la Tabla Periódica de los Elementos, es decir, de Mendeleyev, quien afirmaba él mismo que dicha Tabla, que tanto progreso significó para la ciencia, él LA VIO EN SUEÑOS DETALLADAMENTE. Después, no tuvo más que copiarla de su propia memoria. ¿Qué son esas aseveraciones y esas experiencias, si no poesía pura? Pero el conocimiento directo está presente no sólo en asuntos de tal envergadura. También puede aparecer en las cosas simples, y llega casi a ser verso puro. Improvisemos un poco, para hacernos entender mejor. Veo, señor mío, que usted sonríe. Bueno, por mucho escepticismo que le provoquen mis palabras, ¿qué me puede decir de la sonrisa? Digo, ¿qué me puedes decir del orígen de la sonrisa? Le garantizo que la respuesta no se encuentra en ninguna enciclopedia, y tampoco la encontrarás en niguna biblioteca. Porque esa respuesta procede de la sonrisa misma.

 Recurramos, entonces, al conocimiento directo. E inmediatamente descubrimos que la sonrisa en realidad es descendiente directa de LA MUECA DE LA FIERA, de esas "MOSTRADAS DE DIENTES Y COLMILLOS" que desde tiempos ancestrales todas las fieras intercambiaron entre sí como prueba evidente.... DE SUS INTENCIONES PACÍFICAS. HASTA AHORA, CIERTAS FIERAS MUCHO ANTES DE AGREDIR, MUESTRAN REPETIDAMENTE SUS DIENTES Y COLMILLOS. Dizque, mira que fuerte y peligroso soy yo. Mejor, no te metas conmigo. Y los seres humanos, que repentinamente, vaya uno a saber por qué motivos, un día adquirimos raciocinio, conservamos la mueca de la fiera y, suavizándola y suavizándola, acabamos por convertirla en SONRISA, con todos los matices que la misma posee.

Y para el buen entendedor, digamos... Todo fue hace unos segundos, hace un siglo, hace un milenio... ¡Qué más da! Todo fue, es y será siempre, apenas... un recuerdo. Y a veces, en la inquietud o en la calma chicha de algún presentimiento que jamás acaba de pronunciarse, me parece que, de pronto, sin ser profeta para nada, me acordaré de lo que pasará mañana, de ese momento en que los niños que se hicieron ancianos me miren con la desesperación impotente del abandono, de la vejez que nunca quisieron en sus felicidades de espejismos. Me acordaré y comprobaré que yo ya lo sabía, que siempre... lo sabía. ¡Por eso, recapacitad, que aún no es tarde! 
Pero... cada día te veo a ti en la senda soleada, y aunque siempre eres la misma, me asombra comprobar que, aunque nunca te olvido, siempre vuelvo a descubrirte con la sorpresa de la eterna novedad. ¡Sé feliz, sé siempre feliz, Amada!


Bueno, ahí tienen mi pelada de dientes. Eso sería todo por hoy. 
 Sed siempre buenos.

Afectuosamente, Eugenio. 7 de sep.del 2009

Last Updated on Wednesday, 03 November 2010 18:03